sábado, 10 de diciembre de 2011

TRUCHAS DE BATATA (POSTRE NAVIDEÑO CANARIO)


 Mis "truchas de batata" puestas sobre un plato de la serie Garajonay diseñada por el pintor canario José Antonio García Alvarez, todo un lujo.


Esta receta es nuestra segunda entrega de ideas para Navidad. Hoy les traigo un postre navideño típico de Canarias. Para los que no lo conocen (los no canarios) son unas empanadillas dulces, rellenas de batata, almendra y aderezadas con matalaúva, canela, ralladura de limón y licor de anís.

Existen otras variedades en las Islas como las truchas de cabello de ángel e incluso truchas de almendra solamente, pero las truchas de batata son las más populares, las que nos traen recuerdos olfativos y gustativos de nuestra niñez, de la casa de mamá (sería "la trucha de Proust")

Recuerdo a mi padre amasando y estirando la masa con una botella y a mi madre haciendo el relleno y después rellenando y friendo las truchas...  los olores, las risas. Es uno de los recuerdos más tiernos que tengo de mi infancia.

Las navidades pasadas, en casa de mi hijo Tahiche  y Gloria (que nos acogen a Fayna, a Tindaya y a nosotros con todo el amor del mundo) ya me ayudó mi nieta Tindaya a hacer las truchas. Es una ocasión estupenda para hacer cosas juntos.

Vamos a ver cómo se hacen esas truchas, que si sigo me pongo más tierna. ;-)))

Ingredientes para 20 - 24 truchas:

1 kg de batatas amarillas (1)
1 cucharadita de moka de matalaúva (anís en grano)
2 palitos de canela
200 gr de almendras
Ralladura de 2 limones pequeños
Un trozo de cáscara de limón
100 gr de azúcar
1 cucharadita de postre de canela molida
1/2 copita de Anís del Mono

2 paquetes de obleas para empanadillas (2)
Azúcar glacé



Modo de hacerlas:

Ponemos en una olla rápida (3) las batatas, peladas y partidas en dos o tres trozos, junto con la matalaúva (mejor si la ponemos en una bolsita de hilo) y uno de los palitos de canela, cubrimos con agua, cerramos la olla y dejamos cocer durante 10 minutos desde que empieza a vaporizar.


Mientras vamos picando las almendras, esto lo podemos hacer a cuchillo, en un mortero o en el accesorio picador de la minipimer, que es como yo lo hice.


Pasados los 13 minutos de olla, dejamos que baje la válvula, abrimos y sacamos las batatas cocidas, las ponemos en un bol y las escachamos con un majapapas o un tenedor, nunca con la minipimer porque cogerá liga y se nos quedará como una especie de goma almidonosa.


Una vez escachada le añadimos las almendras picadas, el azúcar, la cáscara de limón rallada, la canela y el anís del Mono. Removemos bien todo. Probamos el punto de sabor y, si hiciera falta, rectificamos la cantidad de aderezo.


Dejamos enfriar esta masa y ya solamente nos queda rellenar las obleas y cerrarlas. Para que el cerrado nos quede perfecto y no se nos abran al freirlas es bueno mojar el círculo de la oblea con agua y luego terminar de cerrarlas con un tenedor.










Las freimos en un aceite que sea suave (oliva suave, aceite de semillas...) a la que añadiremos, en la sartén y mientras se calienta a fuego suave, un trocito de cáscara de limón y el otro palito de canela para aromatizar el aceite.










Una vez fritas las dejamos que escurran bien el aceite (4) y las espolvoreamos con un poco de azúcar glacé.











Y a disfrutar de este pedacito de navidad canaria


Para los que no las conocen y para los que conociéndolas no las han hecho nunca, anímense que no da nada de trabajo hacerlas y quedan muy ricas.

 Notas:

(1) La mejor batata para hacer truchas es la amarilla (en realidad por dentro es de color calabaza), es más dulce, más suave y menos fibrosa.

(2) Yo utilizo obleas de empanadillas, quien quiera, y tenga tiempo, puede hacer la masa pero ésta es una solución rápida y quedan fantásticas, solamente tenemos que escoger una buena marca.

(3) Opto por sancochar la batata en la olla porque es más rápido, pero si  tenemos tiempo y queremos hacerlo en caldero normal no hay problema. En ese caso el tiempo de cocción suele ser de alrededor de 25 minutos, dependiendo de la batata.

(4) Yo prefiero escurrir los fritos un cestillo con un plato hondo debajo para que caiga el aceite y no vuelva a tocar lo que estemos escurriendo. Estos cestillos los venden en las ferreterías y son muy baratos. Me da mejor resultado que el papel de cocina, se me reblandecen menos los alimentos.

.

10 comentarios:

  1. En mi familia no se acostumbraba hacer truchas de batata que yo recuerde de niña simplemente un vecino nos daba o se compraba. Decirles que el año pasado por Navidades tuve el placer de oler, probar y disfrutar de esta receta. Me encantó!!! Decirles que son deliciosas, crujientes y buenas de sabor. Creo que este año volveremos hacer esta receta en casita ¿VERDAD querida Pino??? besos

    ResponderEliminar
  2. Por supuesto mi niña!! Y unas cuantas más, yo tengo una lista pero va a ser más divertido, que cada uno pida la comida que más le guste y la hacemos. Un beso y hasta dentro de unos días.

    ResponderEliminar
  3. Gran descubrimiento esta página. Espero aprender a hacer alguno de los platos y disfrutarlos con mi gente. Quería aprovechar para decir, respecto a las truchas, que en Lanzarote se hacen también de garbanzo y son buenísimas.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por tu comentario Enrique B.No sabía lo de las truchas de garbanzos de Lanzarote. Tienen que estar buenísimas, como tantos platos de esa isla.
    Ay, si yo pudiera pillar unas lentejas o unos chícharos conejeros...!!

    ResponderEliminar
  5. He vivido 4 años en La Palma, y una de mis hijas es palmera. Al leer su blog han aflorado en mí, recuerdos de su maravillosa tierra. De sus sabores, de su olor ... y de sus gentes. Desde la Península todo mi amor para Canarias. María Jesús

    ResponderEliminar
  6. Hola María Jesús, perdona por no haberte contestado antes. He cambiado de correo electrónico y no me había llegado.
    Me ha resultado muy tierno tu comentario. No me extraña que tengas tan buenos recuerdos habiendo vivido en La Palma. Es cierto que la gente en Canarias es muy amable y cariñosa pero los palmeros... son tremendamente dulces además de tener una isla hermosísima.
    Muchas gracias por seguir el blog. Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Las truhas siempre han de ser con batata blanca de Lanzarote, que es más dulce y menos harinosa,además no puede faltar la matalahuva. Que yo sepa el origen de estas truchas es la dulcería del Risco de San Nicolas de Las Palmas, de donde salieron además los bollitos de matalahuva, los bollos de anís y los bizcochitos lustrados de azucar. No obstante el apego entre ambas islas siempre ha existido, así el no menos afamado moho portugués que entro por el muelle de La Luz de Las Palmas, también llega a la Palma haciendose allí una versión mejorada del mismo, con su pimiento. Un cordial saludo:
    Markoak Zurrutia Bengoechea.
    Post: hace poco José Mari Arzak, hablaba que en Bermeo se estaba secando calamar y que no sabía de dónde era originaria esa costumbre. Bueno el Muelle de la Luz en su momento albergó el mayor número de flotas pesqueras del mundo de distintos paises y regiones. Así los famosos Bermeanos ( buques pequeños que pescaban en el banco canario-sahariano originarios de Bermeo), fueron los herederos de estas costumbre tan arraigada en Las Palmas de G.C. y que también nos trajeron los portugueses.

    ResponderEliminar
  8. Ay, que maravilla de receta. Pues ya no paso más pena. Con lo ricas que están y lo que me gustan! Voy a aprender a hacérmelas ya mismo y así ya no las sigo extrañando.

    ResponderEliminar
  9. Gracias por esta receta que ya preparé y que demás está decir que está exquisita. Vivo en Caracas, Venezuela y en casa de la familia de mi esposo su Mamá siempre las hace para Navidad y Año Nuevo.
    Yo preparé su receta y quedaron deliciosas...las batatas que usé son criollas por supuesto de nuestro suelo latino y estaban muy dulces.
    De ahora en adelante las haré todos los años...De nuevo mil gracias por esta delicia.

    ResponderEliminar

Deja aquí tu comentario, sugerencia o petición. ¡Gracias!